Varias lectores me hacen llegar esta pregunta: “algunas personas que pertenecen a otras denominaciones religiosas insisten en que la Virgen María tuvo más hijos, basado en el pasaje del evangelio en donde unos discípulos le dicen a Jesús que María y sus hermanos lo estaban buscando.” ¿Eso es correcto? 

Le insisto a  todos los católicos que no polemicen con las personas de otras denominaciones cristianan, por una razón sencilla,  ellos están entrenados  por sus pastores  para sembrar dudas, intrigas y desconfianza  hacia las enseñanzas de nuestra iglesia  católica y por más que tratemos de explicar, aún con argumentos y soportes bíblicos, no van  a aceptar lo que digamos. Creo  que por amor al Señor  lo más conveniente para todos es que en vez de pelearnos por la fe, hagamos oración en torno a la palabra y en torno a todo aquello que nos une.   Ahora con relación a la pregunta de que sí Maria tuvo más hijos, eso no es correcto. LA Palabra de Dios  dice que el único hijo que tuvo  María fue Jesús. Lo que ocurre es que en los tiempos del Señor  no existía las diferencia que conocemos hoy de primos hermanos, primos segundo y terceros. Los primos, tíos y demás eran considerados hermanos porque los unía  un tronco sanguíneo. Cuando le dicen a Jesús que lo estaban buscando María y sus hermanos, hacían referencia a los primos y demás familiares del Señor. 

Carlos  quiere   que le expliquen el pasaje del Evangelio que dice que: “ Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el Reino de los Cielos”.  Dice que daba la impresión de que el plan de salvación es únicamente para los pobres. 

Carlos Dios te bendiga. Muchas gracias por tu pregunta, quiero precisarte  que la Palabra de Dios no se puede interpretar de manera literal porque caeríamos en el fundamentalismo y este le ha hecho mucho daño a la humanidad.  Para comprender su mensaje es necesario orar,  meditar y sobre todo hay que estudiarla. Gracias al Señor hay muchos biblistas que nos dan pistas sobre lo que ella significa.  Ahora sí respondo tu pregunta. Empiezo por decirte que la riqueza no es buena  ni es mala por sí sola, lo malo es  la actitud que asume la persona ante sus propiedades.  Como recordarás al Leer San Mateo  19,16-30 un  joven Rico le pregunta al Señor sobre qué debe hacer para entrar en el Reino de los cielos. Jesús le dice que cumpla los mandamientos. Pero el contra pregunta ¿Cuáles? Jesús dice No Matarás, no cometerás adulterio, no hurtarás, no levantarás falsos testimonios, honrarás a padre   y amarás al prójimo como  a ti mismo. Ante esta respuesta el  Joven, todo eso lo he hecho. ¿qué mas debo hacer? Jesús le dijo. Si quieres ser perfecto vende todo lo que posees   y reparte el dinero entre los pobres. Cuando escuchó esto el joven se puso muy triste.   

En estas palabras finales está la respuesta a tu pregunta.  Se deja entrever que este joven se puso triste porque era muy difícil para él despegarse de sus riquezas.  Las riquezas son malas cuando llegamos a considerarlas como lo más importante de nuestra vida, cuando depositamos en ellas toda nuestra confianza, todas nuestras seguridades y cuando las empleamos  egoístamente  en la satisfacción de nuestros caprichos e intereses. Los ricos que olvidan que a través de sus   bienes deben servir a los hermanos, a través de la creación de empleos,  a través del pago de salarios justos  no son dignos de disfrutar de la presencia de Dios. Afortunadamente en el mundo hay muchas familias adineradas que están conscientes que lo que tienen es un regalo de DIOS  para ponerlo al servicio de los otros.