¿Cómo ayudar a la persona que amo y que ha caído en el problema del consumo de la droga?

Señor, en este momento llego delante de Ti cargada, tensa, agobiada por las situaciones difíciles que me ha tocado vivir al lado de esta persona. Tú, más que nadie, conoces todas las situaciones que he padecido, maltratos, ultrajes, ofensas, groserías, todo, Señor, se ha juntado en una sola persona para hacerme daño.

Hoy, con esos sentimientos, sin saber qué hacer me acerco a Ti para pedirte sólo dos cosas, Señor: primero, quiero que sanes mi corazón, quiero pedirte que me ayudes a alejar de mí todos esos sentimientos de odio que he venido acumulando durante los últimos días. Sabes que he querido hacer cosas iguales y hasta peores a las que esta persona me ha hecho a mí. He pensado ser infiel, como esta persona lo ha sido conmigo, he pensado ser irresponsable como esta persona lo ha sido conmigo, he pensado despilfarrar los recursos como esta persona lo ha hecho con nuestro patrimonio. He pensado muchas cosas malas Señor, pero en el fondo sé que no es el mejor camino, por eso acudo a Ti, para que me ayudes a conducir mi vida por los caminos que me acerquen a Ti, ayúdame para conducir mi vida por los senderos que aumenten mi fe y me ayuden a dar testimonio en medio de la adversidad.

Ven, Señor, quédate conmigo y hazme tuya por siempre. Bendito seas, Jesús, gloria a tu santo nombre. Igualmente te pido me permitas ver el futuro con esperanza, me permitas creer en que las cosas pueden ser mejores, y que me permitas luchar para que así sea.

Cuando he estado triste, cuando he pensado en vengarme, veo el futuro turbio, difícil, complicado, por eso ahora, en este momento te pido me ayudes a creer que aún es posible construir cosas positivas para mi vida. No permitas que las palabras hirientes, las actitudes dañinas de mi pareja me impidan luchar y crecer como persona, no permitas que sus pensamientos y acciones destructivas me bloqueen mentalmente, me estanquen o me limiten. Quiero ser tuya, Señor, quiero estar a tu lado para ser una nueva persona, alegre, entusiasta, emprendedora y segura de tu amor y de tu protección.

Te pido me ayudes a soñar, a creer y a luchar por hacer realidad estos sueños que has puesto en mi corazón. Esos sueños que me den independencia económica, sé que esta persona cree que con ese pretexto me tendrá subyugada por siempre, pero Tú señor, me has dado inteligencia y fuerza para valerme por mí misma, sin que requiera estar atada para poder vivir. Con tu ayuda Saldré adelante, con tu ayuda construiré mi propio espacio, con tu ayuda Señor estaré bien. Dame la decisión para liberar, me y salir a conquistar esa felicidad y esa tranquilidad que me merezco por ser tu hija amada. Todo esto te lo pido, Señor, por la fuerza de tu Espíritu Santo y con la confianza de saberme amado y bendecido por ti. Amén.